Ecología y reproducción de las Orquideas

 

Ecología y reproducción de las orquídeas. Todas las orquídeas se ajustan a un hábito de crecimiento simpodial o monopodial. Las plantas con hábitos de crecimiento simpódico se refieren a aquellas plantas de orquídeas en las que su nuevo crecimiento es de brote lateral.Las orquídeas con hábitos de crecimiento monopodiales se refriere a las plantas que tienen un tallo de crecimiento anual.

Crecimiento simpódico

La mayoría de las especies de orquídeas tienen hábitos de crecimiento simpódico. Con estos hábitos, la orquídea produce una estructura gruesa parecida a un bulbo (pseudobulbos). Estos almacenan humedad y nutrientes para la planta, dentro de las especies de las orquídeas con estos hábitos tenemos:

Los Cymbidiums (tiene un rizoma que actúa como hilo muy corto que parece conectar a los pseudobulbos).

Los Bulbophylum (tiene pseudobulbos que crecen aproximadamente 3 a 4 cm de distancia del rizoma).

Las hojas de las orquídeas y los tallos de las flores se desarrollarán a partir del nuevo crecimiento del pseudobulbo, aparecerá del bulbo, surgirán nuevas hojas y se formará un nuevo bulbo a lo largo del rizoma.

Después debe apoyar con el nuevo crecimiento de la flor dándole los nutrientes que aún le queda hasta secarse.Sin embargo no todas las orquídeas Sympodial desarrollan pseudobulbos, especies como Paphiopedilim crecerán de brotes desde la base de la planta.Estos casos suelen suceder cuando la planta se encuentra en lugares húmedos, a medida que las hojas y los brotes mueren, aparecerá un nuevo crecimiento desde la base existente, las raíces de estas plantas suelen ser más grandes, gruesas y carnosas.

Crecimiento monopodial

Ecología y reproducción de las orquídeas. Las orquídeas monopodiales crecen verticalmente y alcanzan alturas increíbles.Las especies como la Vanda que han llegado a medir varios metros de altura, hay que resaltar que estas plantas no forman pseudobulbos.Es decir que el nuevo crecimiento se formará a partir del brote final de la orquídea, luego se producirá hojas y flores a lo largo del nuevo tallo. Debido a la falta de pseudobulbos, el nuevo crecimiento está respaldado por hojas suculentas que almacenan los nutrientes y humedad que necesita la planta.

Las orquídeas tienen una amplia distribución ecológica cuando se considera a todas las especies.

Principalmente crecen en lugares tropicales en donde podemos encontrar mayor número de especies de orquídeas (laderas de montañas, bosques cubiertos de musgos y líquenes en donde la inclinación del suelo permite que penetre la luz solar, este tipo de hábitat es perfecto para las orquídeas epifitas).

Orquídeas Terrestre

Tienen tejidos perennes en el suelo, como: suelo orgánico de un bosque, sedimento de un prado húmedo o un pantano.

Estas plantas tienen la capacidad de adaptarse a las condiciones de cultivo variadas, pueden vivir en ambientes propensos al fuego ya que tienen la posibilidad de morir estacionalmente por fuera y la mantener la raíz subterránea con vida.

Para poder florecer con una mejor estación, experimentan mayor crecimiento vegetativo en épocas de invierno u otoño, suelen pertenecer a la familia de orchidoideae.

 

Las raíces de orquídeas terrestres producen tubérculos que pueden esta justo debajo de la superficie. Almacenan sus nutrientes y humedad en estos tubérculos que servirán para la planta en tiempo de sequía. Estas orquídeas en ocasiones presentan forma de planta singular o en grupos de plantas.

Orquídeas Epifita

Son las orquídeas más bellas y crecen en áreas subtropicales y tropicales. Estas usan árboles como plataforma sobre el cual posan las raíces y crecen.

En ocasiones se posan en pequeñas ramitas sin embargo no se consideran plantas parasitas porque no obtienen los nutrientes del huésped, solo lo utilizan para poder crecer y acercarse al sol (tipo plantas trepadoras).

Son plantas de hojas perennes, carecen de estructura de almacenamiento o poseen tallos u hojas suculentas que no están protegidas al fuego, suelen crecer en la época del verano.

Sus raíces están expuestas (aéreas) libres de sustratos por eso es que no mueren estacionalmente.

Estas raíces aprovechan la humedad, los desechos orgánicos que quedan atrapados en las grietas y la corteza del huésped con fines de alimentarse.

Toda la humedad y los nutrientes adicionales que se requiere son absorbidos de aire húmedo tropical.

Entre las especies más notables de orquídeas epifitas tenemos a la familia de Epidendroideae (Oncidium, Miltonia, Cattleya).

Orquídeas Litofiticas

Ecología y reproducción de las orquídeas. Se encuentran principalmente en las regiones más tropicales del mundo. Crecen en las rocas expuestas, tienen raíces fuertes y absorben la humedad y los nutrientes del aire y de musgos.

En Iquitos, Amazonía peruana, solo se han reportado 125 especies aproximadamente pero muchos de eso son extremadamente raras.

Las orquídeas que se encuentran en bosque tropicales como este tienden a crecer en la copa de los árboles, pueden crecer muchas orquídeas en un solo árbol.

Las orquídeas muestran una amplia tolerancia ecológica, tal es el caso de dos especies, el Oncidium y Bassia que crecen en los cactus de la península de Santa Elena en ecuador, lugar desértico o en América central que las Brassavola crecen en los manglares.

 

El ciclo de vida de las orquídeas

Ecología y reproducción de las orquídeas. Es similar a la de cualquier flor, produce semillas, germina, plántulas, maduración de estas, floración, reproducción en orquídeas y producción de semillas.

La polinización pone en marcha una reacción química. La consecuencia de esta reacción química es una señal para que la orquídea comience su ciclo reproductivo que es el marchitamiento de la flor (los sépalos y los pétalos comienzan a marchitarse y morir).

El periodo de floración después de la polinización varía significativamente en algunas orquídeas, pueden tardar entre 9 a 14 meses para completar su ciclo de vida completo.

La formación de semillas prolíficas es común en todo tipo de orquídeas, sin embargo dependiendo del tipo de planta es la duración que demora en madurar. Las orquídeas Cymbidium y las orquídeas Cattleya tardan hasta un año en madurar.

La fragancia de la flor de la orquídea puede variar desde olores maravillosamente dulces con un toque de chocolate e incluso almizcle a través del espectro hasta fragancias malolientes, pútridas y acre.

Dentro de esta amplia gama de fragancias de orquídeas, la idea es atraer tipos específicos de polinizadores. Estas fragancias son producidas por glándulas especiales que se pueden encontrar en el labio de la flor de la orquídea.

Debido a los diferentes niveles fotosensibles y de actividad de los diferentes agentes polinizadores, la orquídea también adapta su liberación de fragancia aparte del color floral habitual.

Esto ayuda a la reproducción en orquídeas de la flor, que como en la mayoría de las plantas, las orquídeas se reproducen de dos maneras diferentes, reproducción en orquídeas asexual orquídeas o por semillas y la reproducción en orquídeas sexual.

Tipos de reprodución de las orquídeas

La reproducción en orquídeas sexual es lo que hace la naturaleza, una planta poliniza a otra mediante los insectos que son los que transportan el polen de flor a flor.

Las orquídeas liberan sacos de esperma sobre los polinizadores y propagan el polen a nuevas orquídeas, ingresa a la nueva flor a través del estigma y al ovario, una vez que el polen fertiliza se forma una semilla, esta espera ser liberada de la planta para crecer y convertirse en una flor.

La reproducción en orquídeas asexual de orquídeas que puede ser de tres tipos; por división, bombillas traseras ramificaciones, cuyas ventajas son obtener plantas de calidad y en mayor cantidad, se puede reproducir en cualquier época del año.

 

Comentarios recientes

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies